Rodrygo encuentra la luz

    Con el contundente resultado de 3-0 sobre el Cádiz en el Nuevo Mirandilla, el Real Madrid duerme líder a la espera de lo que haga este lunes  el Girona contra el Athletic,partido que se jugará a las 21 horas.
   Rodrygo, fue quien dirigió el triunfo de este diezmado Madrid,que se presentó en Cádiz con ocho bajas y con las piernas muy cargadas de sus internacionales que han estado jugando con sus respectivas selecciones.

   Ante el Cádiz, Rodrygo, fue quien marcó las diferencias. Sencillamente, estuvo estelar. Curiosamente no iba a jugar. El Madrid llegó a la tacita de Plata con las bajas de Camavinga y Vinicius que se sumaban a las ya existentes. También llegaba con las incorporaciones,después de superar sus lesiones, de Bellingham y Ceballos. Pero a última hora y tras ser anunciado como titular, Brahim causó baja por unas dolencias estomacales. Ancelotti, no tuvo más remedio que echar mano de Rodrygo, que iba a estar en el banquillo. Bendita decisión!! Pensaría el técnico italiano.

    Rodrygo,que llegó de Brasil algo tocado en una rodilla,tuvo que salir a la palestra tras sus duros partidos ante Argentina y Colombia y de sufrir ataques racistas. Y bien que lo agradeció el Madrid. Su excelente actuación, con dos soberbios goles,fue clave en la victoria de su equipo que le lleva,de momento, a la primera posición de la tabla.

   El partido comenzó sin demasiada trascendencia con el Cádiz, que salió con un 5-4-1, presionando muy arriba y el Madrid lo hacía jugando con cierta tranquilidad esperando su oportunidad. Y, esa oportunidad llegó en el minuto 14. Rodrygo agarró la pelota en el costado izquierdo y con un caño comenzó su andadura en el área cadista, abrió brecha y metió un enorme derechazo que se coló por toda la escuadra del meta Ledesma. Golazo.Ya suma cinco tanto en liga.

       El brasileño vuelve a estar iluminado, alejando aquellos fantasmas de la frustración que no le permitían ver puerta. Hasta ese momento el Madrid no tenía controlado el partido. El Cádiz, que salió bravo, se lanzó a por los blancos cercándo la portería de Lunin.
   El  gol de Rodrygo, cambio el guión del partido. El esforzado equipo de Sergio González que había comenzado muy conservador  con cinco defensas, tuvo que cambiar de táctica; y el Madrid entonces sacó el traje de supervivencia. Los gaditanos, pasaron a la acción y llegaron dos buenas  ocasiones con las que pudo empatar. Fueron dos grandes disparos de Roger Martín. Uno lo sacó Lunin en una gran intervención a mano cambiada; y el otro pasó rozando el palo. El guardameta ucraniano, está haciendo más que  méritos para seguir como titular, pero ya conocemos a Ancelotti cuando se recupere Kepa, volverá a la titularidad. No lo duden.

   El 0-1 era a todas luces un resultado corto y peligroso. Seguro que Ancelotti y los propios jugadores, en el descanso,dieron  la voz de alarma. El Madrid de la segunda parte fue bien distinto al del primer periodo. A partir de ese momento, fue el claro dominador con Kroos activando a los suyos, ayudado con el incansable Modric (volvieron a coincidir). Encerraron al Cádiz en su área.

   Buscaban el segundo con ahínco, lo tuvieron Rodrygo y Joselu,protagonistas de la jugada cómica de la jornada. El brasileño en clara ventaja cara a cara con Ledesma, le dejó la pelota al delantero para que marcará a puerta vacía, pero Joselu,creyendo que estaba en fuera de juego (no estaba), la dejó pasar cuando el gol era claro y meridiano. Los dos se llevaron las manos a la cabeza por ese error increíble.

  Fuera como fuese, el Cádiz ya estaba en clara decadencia. Bellingham comenzó hacer acto de presencia con su toque y claridad de ideas. Kroos dirigía con maestría junto a Modric, que lanzó un gran disparo al palo como antesala de lo que vendría después.

  Y lo que llegó, fue otra maravilla de ese fino estilista llamado Rodrygo. En una contra que arrancó en Bellingham, el brasileño se abrió a la izquierda fue dejando defensores atrás  con sus regates y fintas para marcar en el 64, otra vez de un gran derechazo, 0-2. Otro golazo como la copa de un pino.

   Ahí no acabó la exhibición de Rodrygo, a Bellingham  le regaló el 0-3 con un muy buen pase  al que respondió el inglés con una definición perfecta al marcar con su pierna izquierda y estando muy escorado. Era el minuto 73. El partido estaba sentenciado, lo que permitió a Ancelotti realizar cambios para refrescar las piernas cargadas de Modric, que se marcó lesionado,Carvajal, Rodrygo y Bellingham. Hasta se permitió el lujo de hacer debutar a una joven promesa de la cantera, Gonzalo, un jugador al que se le ven buenas maneras

   Así pues, el Madrid pese a las desgracias en forma de lesiones,sigue manteniendo el pulso en la cabeza donde deja ya a cuatro puntos al Barcelona y al Atlético de Madrid y de momento, duerme líder.