Misión cumplida

Misión cumplida  del Real Madrid en el frío de Aranda de Duero, al  vencer por 1-3 a la Arandina y clasificarse para los octavos de final de la Copa del Rey. Es lo único que se puede decir,  el Madrid cumplió con su obligación de ganar dada la gran diferencia que hay con el equipo burgalés, situado en el cuarto peldaño del fútbol español y que puso lo que tenía que poner: ilusión, energía, muchas ganas y esfuerzo para perder con la cabeza bien alta.

   El Real Madrid comenzó el partido con los menos habituales más tres canteranos: Calleja (central), Vinicius Tobías (lateral derecho) y Nico Paz (centrocampista) A estas promesas se unieron los que menos minutos han jugada en lo que va de temporada con la excepción de Brahím, que está siendo muy importante en la liga; y Nacho, junto a Rüdiger, el único central que le queda en la primera plantilla, al Madrid.

   El encuentro copero sirvió para la reaparición de Camavinga dos meses después de su lesión de rodilla y al que se le volvió a ver con mucha presencia y con la misma contundencia de siempre. Pero, todos los ojos estaban puestos en Arda Güler, quien llevaba 201 días, desde su presentación el día 7 de julio, sin jugar por culpa de dos lesiones seguidas que no le habían permitido debutar.

   Fue en Aranda de Duero, donde el turco  debutó con el Real Madrid jugando casi una hora. Y lo que vimos, nos convenció. No parecía su debut, más bien se comportó como si siempre hubiese estado con el equipo. Tiene personalidad, flota como una pluma por toda la vanguardia, siempre pidiendo la pelota. Posee clase y muy buena técnica. Calidad en estado puro controlando bien el balón, en los movimientos, en como encara con pases rápidos que dan velocidad al juego. No retiene la pelota como hace el cansino de Ceballos que soba y soba sin un destino claro.
     Arda Güler, 18 años, ilusiona  mucho al madridismo. De sus botas salieron las dosmejores ocasiones del Madrid en el primer tiempo. La primera, en una buena combinación con Tobías que finalizó el turco con un disparo con la derecha que obligó al guardameta Adrián a una buena intervención. Y después, tuvo la personalidad de pedir el balón a Ceballos para lanzar una falta que con su zurda, mandó al palo cerca de la escuadra. Güler, dio muy buena sensación,emitiendo señales muy prometedoras en el tiempo que tuvo fuerzas, pues lleva mucho tiempo inactivo.

  Poco más sucedió, en el primer tiempo con mucho dominio blanco pero sin mucha sustancia frente  una Arandina que se defendió con uñas y dientes con  buena organización defensiva.  Los burgaleses tuvieron el mérito de llegar al descanso con 0-0.

   Si Arda Güler es más que una promesa ilusiónente; Brahim fue el encargado de poner las cosas en su sitio, liderando el ataque madridista y provocando el penalti que convirtió Joselu en el 0-1 en el minuto 53. Por fin, el primer penalti del curso del Madrid después de cuatro fallos. Además, el malagueño  no solo anotó el 0-2 en el 55 sino que  dio el pase para que Rodrygo, con clase, marcase el 0-3 en el minuto 90. La Arandina,  había pagado caro su gran esfuerzo por  contener al Madrid que había visto como al inicio del segundo periodo, se le había subido a las barbas..

    Había sido demasiado para ellos, pero no cesó en su empeño de marcar el del honor para celebrarlo con su afición, que llenó el estadio. Y lo consiguió en el descuento, Pesca que llamó la atención por sus larguísimos saques de banda, abrió a la derecha para Cabral, que se fue con facilidad pasmosa de Fran García, puso un centro que Nacho envió a su red. Los 10.000 espectadores en la grada lo celebraron a lo grande.

   No fue un partido para tirar cohetes del Madrid . Faltó juego, bien fuese por el frío, por lo duro que estaba el terreno e juego y por qué no decirlo, por el empeño que le puso La Arandina.
  Aranda de Duero, vivió una noche de ilusión en la que celebraron la visita del último campeón de copa, el Real Madrid que regresó  a la capital con la misión cumplida de avanzar hasta octavos de final.

   Ahora le toca volar este lunes a Riad para disputar allí la Supercopa de España. El miércoles, a las ocho de la noche se enfrentará, en la primera semifinal al Atlético. Habemus Derbi.