El fútbol se rinde ante Kroos

Hoy hemos conocido la noticia que a  nadie del fútbol le hubiese gustado saber: Toni Kroos anuncia su retirada al final de temporada.
    Así de contundente. El jugador alemán  y el Real Madrid han comunicado que el centrocampista se retira  después de la Eurocopa que jugará con su país este verano. Antes, claro con su equipo, el Madrid, durante los últimos diez años, disputará la final de Champions.

    Un futbolista de los pies a la cabeza como Kroos, nunca debería retirarse. Es de esos jugadores que embellece  y hace de la pelota un arte. Con él, el Real Madrid  marcó un estilo propio y una manera de estar sobre el terreno de juego. A su equipo, le dio una impronta llena de belleza y de una gran personalidad. El Madrid le debe una estética  y una forma distinguida de estar en  el campo.

    A sus 34 años, cuando todavía está para seguir compitiendo al máximo nivel, dice que se va. El alemán, con una personalidad arrolladora, es de los pocos que quedan, que dice aquello de que “hay que irse cuando te echan de menos”. Kroos, cuya integridad está fuera de toda duda, lo dijo varias veces que se iría cuando estuviese en lo más alto. Y así ha sido, se va después de una temporada para enmarcar y en vísperas de la final de Champions. Ahí queda eso.

     No exagero un ápice , si digo que estamos ante uno de los más grandes centrocampistas de la historia. Su dominio del espacio y el tiempo cuando tiene  el balón, no tiene parangón. Un claro ejemplo lo tuvimos en el partido de ida, disputado en Múnich ante el Bayern, donde con su control,sus pases y cambios de dirección resquebrajó el ímpetu alemán.
     Kroos, buscaba una despedida lo más arriba posible y como fiel cumplidor a su palabra, se retira del fútbol en lo más alto de su nivel. Lo deja todo cuando más aclamado está siendo en el Real Madrid, donde llegó un 17 de julio de 2014. El día, que según sus palabras “cambió su vida” y la del Madrid también.
    Terminan así, diez años llenos de triunfos y satisfacciones tanto para jugador como para el club blanco.

   Kroos,campeón del mundo en el 2014 con la selección alemana,acumula en el Real Madrid 22 títulos (4 Champions, tiene otra con el Bayern y aspira a una sexta el próximo 1 de junio en Wembley, con lo que igualaría al legendario Gento; cuatro ligas, una copa,cinco mundiales de Clubes,4 supercopas de Europa, otras cuatro Supercopas de España, y otros tantos individuales que dan fe de su gran prestigio.

     Ha sido y sigue siendo ese jugador imprescindible de cualquier equipo que se precie. En el Madrid, lo decide todo. Es el que marca el ritmo, poniendo la pausa y la velocidad que se requiere en cada momento.
    Su adiós abre un agujero de grandes dimensiones porque salvo Modric, ya rodando los 39 años, en la plantilla no hay ningún centrocampista capaz de mover y marcar el ritmo del equipo de Ancelotti. Su ascendencia sobre sus compañeros es total. Su retirada deja un gran roto en el Real Madrid.

    El gran Toni Kroos, ha marcado a una generación. Se va en lo más alto y por la puerta grande. Se va un futbolista diferente a todos que en sus pies tiene un cartabón de donde salen pases de todos los colores, llenos de precisión y de enorme elegancia, la que el tiene.
    Durante diez años en el Madrid  ha impartido cátedra por esos campos de Dios. Además de precisión y elegancia desplegó inteligencia. La misma que ha tenido para irse.

   Lo deja, y el vacío es ya  descomunal. Va a ser imposible no echarle de menos. Ya le echamos de menos. Gracias por todo,Toni. DANKE!!.