Brahim brilla en la triste Granada

       El Real Madrid concluyó su brillante semana como la comenzó,ganando también en la liga doméstica. Ganó en el Nuevo Los Carmenes al Granada por 0-4.
     En el estadio Nazarí vimos dos polos opuestos. Dos horas antes de su comienzo, el Granada supo que ya no sería equipo de primera división la próxima temporada. El Mallorca había ganado a Las Palmas y ahí se terminaba su triste caminar  por esta liga.
  
      Enfrente, estaba el victorioso Real Madrid que llegaba triunfante tras clasificarse finalista de la Champions y como campeón de liga. El contraste era total. Los Carmenes estaba al borde de las lagrimas al saber de antemano que su equipo volvía al infierno de la segunda división. Poco importaba ya el partido contra el Real, sin salvación y sin nada que jugarse en la liga. Solo pusieron el orgullo que les quedaba para medirse al Madrid. Compitieron contra su dolor y contra la superioridad madridista que demostró el por qué es el campeón de liga.
   El Granada, en medio de una gran tristeza  tuvo el gran detalle de hacer el pasillo del dolor  al campeón, el Real Madrid que fue muy aplaudido por las gradas antes de dirigir sus críticas a la directiva del club que no ha estado a la altura y que tiene muy encendida a la afición Nazarí.
    Ancelotti, como ya dijo en la previa,  hizo rotaciones a lo salvaje. Lógico, si tenemos en cuenta que la liga ya la tiene en el bolsillo y en el horizonte está la final de Wembley. No obstante, estos tres partidos de liga que restan tienen su miga para el técnico italiano. Hará muchas rotaciones,jugarán todos, especialmente los menos habituales aunque los titulares también tendrán sus largos minutos, más que nada para mantener el ritmo competitivo. El martes, frente al Alavés en el Bernabéu, jugarán la mayoría de los titulares.
   Ante el Granada, solo Rüdiger repitió respecto al equipo que jugó ante el Bayern. Junto a él, estaba Courtois,Lucas Vázquez,Militao,Fran García,Ceballos,Camavinga,Arda Güler, Joselu y Brahim, el auténtico protagonista del partido que estuvo en plan líder y muy brillante.
    La mayoría de ellos,solo Rüdiger, Camavinga y tal vez Courtois, saben que no serán de la partida en Wembley.
   El partido, entre el luto del Granada y la relajación madridista tardó en coger ritmo. Hasta que pasados los primeros 20 minutos, el Madrid comenzó a tocar y a hilvanar posesiones con Modric a la cabeza, seguido del siempre hambriento Brahím y  de la calidad de Arda Güler.
    El Granada, a pesar de su aparente empeño inicial comenzó a diluirse y más aún, cuando Fran García  marcó el 0-1 en el minuto 37 tras pase de Brahim dueño y señor del partido. De nuevo, el malagueño intervenía en el segundo del Madrid. Hizo una carrera de la suyas vio a Fran García que se desmarcaba,este dio un pase atrás donde estaba Arda Güler  quien de disparo cruzado duro y seco ponía el 0-2. Este turco tienen algo especial. Está claro que de clase  y talento anda sobrado.
      Antes de llegar al descanso el partido estaba sentenciado. El Granada preso de una gran depresión, ya por entonces  desapareció en combate. El que seguía apareciendo, era  Brahim que en Los Carmenes deslumbró con su juego voraz. De sus botas brotó el mejor fútbol de todo el encuentro. Viaja a otra velocidad a los demás, ve  espacios insospechados como en el pase que le dio a Fran García en el primer gol. Además, marcó dos goles. El 0-3 fue de una autoridad incontestable: recibió  en el centro del campo, con su velocidad habitual  se deshizo del primer rival, voló hacia el área, recortó y marcó todo un golazo.
   La gran demostración de Brahim no se quedó ahí. En el 59,tras una larga posesión comandada por el ilustre Modric, muy aplaudido en los Carmenes, anotó el definitivo 0-4. Dos goles y una asistencia confirmaron a Brahim como el más destacado del partido. Gran fichaje el suyo. Un jugador que sería titular indiscutible  en cualquier otro equipo. Una pena que no pueda estar en la selección española. ¡¡Ay De la Fuente, que torpe estuviste!!
    Hacia el minuto 70 Ancelotti sacó del campo a Modric y Rüdiger, entrando Kroos y Nacho. El Madrid sin apenas esforzarse  y jugando a medio gas  goleó a un Granada que no paró de enjugarse las lágrimas por el descenso.
   El equipo de Ancelotti empezó a saborear ya los festejos que le esperan este domingo en la capital. Celebrará con su afición el título de liga,un campeonato que, después de ganar al Granada, aún pueden cerrar con 99 puntos, que sería el segundo mejor título de su historia